Correr está bien, pero tampoco es la panacea. Y hay muchas otras cosas interesantes que hacer.

martes, 20 de mayo de 2014

La fiebre de las carreras "populares". Una adicción que tiene cura.

Desde hace un tiempo lo de las carreras "populares" se está convirtiendo en un fenómeno que empieza  a ser ya un pelín agobiante. Es casi imposible encontrar un fin de semana en el que no se celebren  dos o tres carreras a tiro de piedra de dondequiera que uno esté. Un sinvivir. Este inusitado auge está ligado claramente a la gran cantidad de personal que, con buen criterio, cada vez más decide echarse a correr en vez de dedicarse a otras prácticas deportivas menos eficientes y, a priori, bastante más caras. Y ahí viene el problema, cuando uno cree que se ha librado por fin de la cuota del gimnasio o de la del club de padel, resulta que echas cuentas y con lo que te gastas en inscripciones a carreras varias y demás, te sale la torta un pan. Porque esa es otra. En teoría el adjetivo "popular" haría referencia a que tales carreras deberían ser o bien gratuitas o tener unos precios de inscripción cuando menos asequibles para todo el mundo. Pero de eso nada monada.  Si quieres ponerte un dorsal lo tienes que pagar y bien pagado. Pero bueno, en este mundo hay gente para todo y al que le apetezca dejarse los cuartos en este concepto, pues allá él. Para los que, como yo, piensan que esto se está convirtiendo cada vez más en un descarado sacaperras, que no cunda el desánimo:

Esta "fiebre", que se caracteriza por sentir una necesidad irrefrenable de apuntarse  a cuantas más carreras mejor, tiene cura. Salvo en algunos casos severos que se convierten en crónicos, conozco algún ejemplo escalofriante,  suele remitir sin tratamiento alguno al cabo de un tiempo que puede oscilar entre 12 y 48 meses sin mayores secuelas.

No se si mi caso particular será muy representativo, pues como soy de natural poco gastador, digamos que pillé el virus ya medio vacunado y la calentura no me llegó a atacar con demasiada  virulencia. Probablemente también la edad, empecé en esto con 47 tacos, y un estado físico de lo más corrientucho contribuyeron a que la cosa no se desbocara demasiado. Pero vaya, aun  teniendo en cuenta que  cada uno es como es, espero al menos que mi experiencia pueda servir de algo a aquellos o aquellas que están atravesando ahora lo más agudo de este singular proceso febril.

En esta gráfica se resumen agrupadas por años las carreras "populares" en las que he participado desde que me eché a correr en 2009. Los datos detallados pueden verse en la hoja Mis carreras de este blog.

Como puede verse en la gráfica anterior, la fase "aguda" de mi adicción a las carreras populares se produjo en el año 2011. A partir de ahí la cosa empieza a remitir rápidamente hasta este mismo año, 2014, en el que he puesto "1"  porque me imagino que alguna correré, aunque es algo todavía no tengo nada claro.

Lo que si tengo claro es que mientras el cuerpo me lo permita seguiré echándome a correr dos o tres veces por semana. Disfrutando metro a metro de los beneficios de este deporte. Sin compromisos. Sin más metas que las que yo me imponga en cada momento. Y si me apetece apuntarme a una carrera, pues me apuntaré, aunque eso sí... muy a huevo me lo tienen que poner.

6 comentarios:

  1. Bueno yo no tengo fiebre pero soy enfermo crónico de la media maratón, 10 k. de San José y Maratón ZGZ... las demás cuando me viene bien las corro y sino no pasa nada me voy a la rotonda a las 7:45 y me lo paso genial por los montes de Juslibol

    Cuando me venga bien haré una comparativa de precios o la puedes hacer tu en una entrada de blog, por ej. de Medias y Maratones en España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Pedro, lo tuyo no es ninguna enfermedad crónica, sino una saludable forma de entender esto de la corrienda. Corres unas cuantas carreras que te apetecen y punto. Y lo que tu dices, los fines de semana las salidas con el grupo 7:45 son ya de por si tan satisfactorias o más que cualquier competición. ¡Y gratis!

      Eliminar
  2. Sin restarle mérito, que conste que he sido yo la que le ha dado la brasa con lo caro que resulta eso de apuntarse a las carreras. En mi caso, desde que yo también me "eché a correr", sólo me apunto a la carrera de la mujer y, como mucho, a alguna otra benéfica. El resto de los fines de semana corro gratis. Que por inscribirte a una "carrera popular" te soplen entre 10 y 20 euros (las menos caras) me parece, y en esto le doy la razón a Ramón, que muy poco tiene de "popular".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, tienes toda la razón. Que hubiera sido de mi si no me hubieras hecho ver la luz!

      Eliminar
  3. Hola Ramon! hola ramón llevo varias semanas leyéndote, pero hasta hoy me animo a comentar en tus entradas. soy colombiana, pero vivo en los angeles, california. Empecé a correr hace cuatro años y sólo he participado en cuatro carreras y no precisamente ha sido una por año. La primera la corrí porque me crucé con un panfleto en el que hablaban de que el 50% de la inscripcion sería destinado a una obra de caridad para un hogar de ancianos, me pareció una idea excelente y decidí participar. Me he inscrito dos veces e incluso he animado a mis amigos. Así que pienso que esa es una buena opción para ayudar, si corriendo, ayudo eso me parece excelente.
    La última fue por el puro placer de hacerlo. Siempre soñé con correr el Golden Gate, el puente de San Francisco con miles de personas de todo el mundo y justo este fin de semana tuve la oportunidad de correr la media maratón que recorrer puente. Aunque también opté por correr y donar a una fundación sé qué lo hice por el placer de correr en ese lugar.
    Asi que yo soy de las que espera q la fiebre de las carreras no se acabe y que mas bien todas giren hacia fines benéficos.
    Saludos,
    Natalia
    www.navegueruns.com

    ResponderEliminar
  4. Hola Natalia,
    Te agradezco mucho tu comentario. Ya sabía por las estadísticas que tenía visitas desde el otro lado del Atlántico, pero el ver que alguien se molesta en escribir algo es mucho más significativo e importante para mi.
    Bueno, en cuanto al tema este de las carreras, desde luego que el hecho de apuntarse de vez en cuando a alguna competición, es siempre una motivación y más si la recaudación tiene fines solidarios. Lo que intentaba dar a entender en este post es que lo que me parece mal es la excesiva explotación económica que a mi juicio se está haciendo a costa de la gran cantidad de gente que cada vez más se inicia en este sano deporte del correr. Y lo que quería dejar claro es que no es necesario para nada meterse en esa rueda de carreras y más carreras para disfrutar de los beneficios de este deporte.

    Por otro lado he visto un poco tu blog y me parece interesante, así que lo seguiré y pondré el enlace en mi lista.
    Hasta pronto.
    Un afectuoso saludo desde España!
    Ramón

    ResponderEliminar