miércoles, 31 de julio de 2013

17 7:45 a las 6:30 y un traspiés

Después del domingo y del lunes, en los que tocaba descanso, ayer martes inicié mi cuarta semana de preparación para la maratón en compañía de mis colegas del grupo 7:45. Contando a mi joven esposa, que nos acompañó solo un rato por su horario de trabajo, alguien dijo que eramos 17. Todo un récord para un día entre semana. A las seis y media en punto apenas comenzaba a clarear cuando emprendimos la ruta  de los 8 puentes.

Llegando al Puente de Santiago. 

Pasando por la arboleda de Macanaz. La escasa luz, gente corriendo y un móvil no son la combinación ideal para sacar buenas fotos. Pero ahí queda el testimonio.

Dejando atrás el Puente de Piedra. El Ebro, a pesar de que  estos días lleva poco caudal, sigue siendo el Ebro.

Cruzando el puente Gimenez Abad, ya para encarar la vuelta por la orilla derecha del Ebro 


Pasarela sobre la desembocadura del río Huerva.

¡Ya faltan menos de 3km para acabar la ruta!
No se si con las fotos habrá quedado claro, pero lo que pretendía mostrar aquí es el tremendo gustazo que supone empezar el día corriendo, y más si vas acompañado. Y si el circuito es tan bonito como este, pues es que ya no se puede pedir mas. Lo de tener o no un objetivo, como el de la maratón por ejemplo, es lo de menos. Lo importante es vivir estos momentos.

Se me olvidaba lo del traspiés: Justo cuando ya llegábamos a la Pasarela del Voluntariado, en una zona que está entarimada parecida a la que se ve en la foto de la pasarela del Huerva, y en el preciso instante en que mi amigo Pedro me animaba diciendo "Venga Ramón, a ver si coges tablas", voy y me tuerzo un tobillo. Por suerte no fue demasiado grave. Por la tarde mi médico me puso una venda y me dijo que en cinco o seis días podría volver a correr. Menos mal. El próximo martes toca la ruta de los 8 puentes. Y no me la quisiera  perder.

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Javi! Ya veremos en que queda todo esto.

      Eliminar
  2. Si no fuera por el inoportuno traspiés, la crónica e imágenes muestran un inicio ideal de jornada, "mens sana in corpore sano", sin duda. Te echaremos de menos en los días que debas ausentarte, amigo Ramón. Saludos atléticos y rojillos. Antonio B. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio. Lo de la torcedura son gajes del oficio. Aun así vale la pena. Espero incorporarme pronto al grupo,
      Saludos!

      Eliminar
  3. Así es Ramón, aunque no tuviéramos como meta el maratón de ZGZ no dejaríamos perdernos esta ocasión de salir a correr estos días y tan bien acompañados, de hecho hay compañeros que vienen y no la corren. Cúrate bien, aún queda, la parte principal del entrenamiento está por llegar.

    ResponderEliminar
  4. Me lo perdí...nos vemos muy pronto. ÁNIMO RAMÓN CON EL ENTRENO...t

    ResponderEliminar
  5. Espero que tengas una buena recuperación...esto es una lucha constante!! Un abrazo.

    ResponderEliminar