lunes, 1 de diciembre de 2014

Corriendo bajo la lluvia: un par de consejos

No tengo una gran experiencia en esto de correr bajo la lluvia, pero aun así creo que he aprendido algunas cosas sobre el tema que quizá puedan serle  útiles a alguien. (Si preferís ahorraros el texto introductorio, podéis ir directamente a la parte final.)

Aquella mañana, llovía moderadamente cuando me levanté dispuesto a correr un rato con los de mi grupo, el 7:45. Me calcé las zapatillas y sin pensarlo  dos veces  salí a la calle en pantalón corto. Como protección anti-lluvia me puse mi chaquetilla amarilla del Decatlhon y una gorra visera. 

En el punto de reunión, que otros sábados  llega a congregar hasta 40 corredor@s, estábamos solo 3, Ernesto, Lucas y yo. A las 7:50 viendo que no aparecía nadie más, salimos decididos a circundar la ribera del Ebro por su tramo urbano. Tampoco era cuestión de ponerse hasta arriba de barro. A pesar de la lluvia persistente, cómo la temperatura no era  baja y el viento estaba en calma, el trote a ritmo suave y en buena compañía resultaba de lo más agradable.

Esta gorra visera que me regalaron en la carrera  Castillazuelo- El Pueyo, muy recomendable por cierto, es el complemento perfecto  para correr bajo la lluvia. Simple pero eficaz.
Llovía con ganas y mientras corríamos  iba yo dándole vueltas a lo de la indumentaria más adecuada para correr con lluvia. Como he dicho, yo vestía chaquetilla y gorra visera. Ernesto y Lucas, corredores mucho más experimentados que yo, llevaban chubasqueros similares al mío pero con capucha y Lucas además una gorra visera. Anselmo, otro compañero que se nos unió por el camino, iba como yo, chaquetilla y gorra visera. A la media hora de trote tanto Ernesto como Lucas se tuvieron que quitar la capucha. no porque amainara la lluvia, sino porque les molestaba y llevaban la cabeza tan mojada como los otros dos.

Bueno, pues tras este  húmedo pero gratificante entrenamiento y lo que allí y en otras ocasiones parecidas experimenté aquí van mis...

Consejos para echarse a correr bajo la lluvia

Premisa previa: Mojarte te vas a mojar igual te pongas lo que te pongas. Si no es por la propia lluvia, será por la condensación que se produce al sudar. Y digo yo que puestos a mojarse, a no ser que haga un frío horroroso, es preferible que sea con agua fresca que recocerse uno en su propio jugo, ¿no?  Pues ahí van mis recomendaciones:
  1. Es siempre preferible llevar poca ropa. Mejor pantalón corto que mallas. Esto vale también para tiempo seco. (Aquí suele ser útil  la norma de ponerse una capa menos de la que uno piensa que necesitaría cuando se asoma a la ventana a ver el tiempo que hace)
  2. Evitar ponerse la capucha del chubasquero. Salvo en condiciones extremas de frío o viento, a los pocos minutos de estar corriendo el agobio que provoca la capucha no compensa su posible utilidad. 
  3. En mi opinión la única prenda realmente imprescindible y útil para correr bajo la lluvia es una gorra visera. Así de sencillo. Evita que te chorree agua por la cara y los ojos, algo que resulta realmente molesto. 
Como digo estás indicaciones, que no son nada científicas, se basan exclusivamente en mi experiencia personal y en lo que he ido viendo y comentando con mis colegas. Por supuesto, si vas a cualquier tienda especializada te recomendarán adquirir ropa técnica de última generación super transpirable, impermeable y cara, muy cara. En mi opinión y por mi experiencia con tejidos de esa clase, esos benéficos efectos sólo se obtienen si te das un paseito bajo un suave chirimiri. Si está lloviendo en serio y estás corriendo de verdad, lo de la transpiración, por mucha tecnología que incorpore la chaquetilla, deja de funcionar y la prenda hace el mismo papel que cualquier chubasquero de 10 euros.

En todo caso la idea final que quería transmitir es que salir a correr bajo la lluvia no solo es recomendable, estimulante y completamente inofensivo sino que además no requiere de una inversión adicional. Vasta con salir a la calle sin pensarlo dos veces. Y una gorra visera.

4 comentarios:

  1. Como dice un amigo mío, "¡Si lloviera mierda!" (con perdón).
    Pero, es “agua”.
    ¿Que chip se conecta en tu cabeza cuando estás al amparo de tu dulce hogar, y se suspende cuando tienes que valerte por ti mismo en algún lugar excepcional o desconocido? ¿ En nuestro hogar nos volvemos mas moñas?¿Somos menos duros que nuestros antepasados por estar mas evolucionados?
    "Hoy llueve, o hace frío, o nieva, o hace muchos calor. No salgo de casita". Nos salvaguardamos tanto, que quizás no alcanzamos a desarrollar los mecanismos de defensa necesarios para no darle importancia a cosas que no la tienen.
    O bien, el mas Superficial , ¿Qué pensará la gente si me ven corriendo empapado bajo la lluvia?
    Después recapacitas: La resistencia, el aguante, puede verse como una virtud o una facultad a desarrollar y entrenar del mismo modo que el físico . Y las adversidades, sean cuales sean, pueden ser un estímulo para fortalecer tu carácter, para desarrollar tu capacidad personal, y para averiguar tu propio potencial. El ánimo nutre. ¿Por qué no salir?.
    Te convences y sales vacilante y mirando de reojo al cielo. Lo primero, un propósito, un objetivo. Después ese propósito se corrige y perfecciona a cada paso. A continuación surge una acción en una concreta dirección.
    Y ya en acción, “te sientes bien” y eres plenamente consciente de ti mismo.
    Entonces te preguntas, ¿cómo pude dudar por un momento?
    La resistencia física y mental tienen mucho en común. Ejercitamos el cuerpo para conseguir una mayor capacidad física, y por el contrario olvidamos entrenar nuestra fortaleza mental. “Mente y cuerpo van unidas”.
    Cada persona tenemos nuestros puntos débiles y fuertes, y todos podemos mejorar nuestra habilidad para ser mas positivos en momentos pesimistas o de presión.
    Buen post Ramon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi por tu comentario. Tienes razón. Estamos tan habituados a vivir en nuestra pequeña burbuja de confort que tendemos a evitar cualquier situación que nos incomoda. Luego una vez metidos en harina vemos que nuestro temor era infundado. ¡Pero cuánrto nos cuesta dar ese primer paso! Ese primer paso es el principio de todo.

      Eliminar
  2. Estas equivocado en una cosa, las membranas técnicos de muchos chubasqueros transpiran tanto como impermeabilizar y no acabas mojado, yo tengo uno de la casa francesa salomon con el que he corrido una Trail de 21km lloviendo y no paso ni una gota de lluvia y con una transpiración total, capucha incluida con un sistema de sujeción que ni se mueve al correr, una prenda imprescindible incluso para otros menesteres. Otra cosa es ponerse prendas de baja o nula calidad por ahorrarse unos euros, evidentemente con esas prendas acabarás poniéndote las para ir a la compra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victor por tu comentario. Seguramente tienes razón. Lo que pongo en mi artículo no está basado evidentemente en un análisis profesional sino en impresiones y experiencias personales. Si algún día tengo ocasión de probar una prenda como la que usaste tú, prometo contarlo aquí.
      Un saludo.

      Eliminar